Las diputaciones, el PNV y las personas transexuales; ¿discriminación o incompetencia?

Conocíamos ayer a través de varios medios la denuncia efectuada por la presidenta de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI contra la Diputación Foral de Gipuzkoa por discriminación, al parecer debida a su doble condición de transexual y perceptora de la RGI [ver la noticia]. Casualmente, el pasado miércoles durante la habitual cita semanal de la Asamblea Abierta en Defensa de las Prestaciones Sociales para repartir información a las puertas de Nicolás Alkorta, se les acercó una persona con un caso muy similar: en esta ocasión se trataba de la Diputación Foral de Bizkaia la que había suspendido la RGI a una persona que había cambiado recientemente su nombre en el DNI, aduciendo que “no coincidía su nombre con el que figuraba en el volante del padrón”, pese a que su nombre anterior y el actual —no los daremos aquí, pues no sabemos si esa persona estaría de acuerdo o no— son muy similares, y lo que es más evidente, todo lo demás coincide totalmente (los dos apellidos, el número de DNI, incluso la fotografía de éste) y el domicilio en el que reside es de su propiedad.

En fin, sobre el caso gipuzkoano no tenemos más datos que los aparecidos en prensa, pero respecto a lo ocurrido en Bizkaia nos da que pensar que se trata de un claro ejemplo no ya sólo de discriminación hacia el colectivo de personas transexuales, como bien denuncia Andrea Muñiz, sino sobre todo de la “inteligencia” y el “buen hacer” del personal de Nicolás Alkorta encargado de las suspensiones, que tanto en este caso como en los de cientos de ciudadanos/as no transexuales, no dudan en suspenderles el derecho al cobro de la RGI utilizando cualquier excusa por absurda y claramente injustificada que ésta sea.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.