DESMONTANDO EL PROGRAMA DE REACTIVACIÓN DEL EMPLEO 2013- 2016

plan-reactivacion-empleo 2013 2016

Se acaba de presentar este programa por el gobierno vasco al que desde hace meses se aludía como la respuesta al cada vez mayor número de personas desempleadas, en materia de empleo y del que no se conocían detalles y se guardaba para un posible golpe de efecto del lehendakari y su equipo.

Después de presentarlo es fácil entender porque no se conocían detalles, es un corta y pega de los mismos planes anteriormente denominados: estrategia vasca de empleo 2011- 2014, programa Euskadi y otras nomenclaturas variadas.

Del apartado FONDO DE SOLIDARIDAD PARA EL EMPLEO dotado de 35 millones de euros, repiten el formato de subvencionar entidades públicas y privadas durante 6 meses por cada persona contratada si esta es perceptora de RGI, dividiendo las cantidades totales entre los posibles beneficiarios descubrimos que apenas llegan a los 1200 euros mensuales cuando en anteriores programas llegaban hasta 1300 y 1500 euros mes /persona, es decir que aun estando en contra de dichos programas ya que es un empleo ficticio que solo sobrevive cuando está subvencionado, se ha producido un recorte en las cuantías y si ya anteriormente eran un fracaso en su objetivo de sacar del sistema de prestaciones a más de 4000 y 7000 personas respectivamente, si además se recortan las cuantías menos van a funcionar, repitiendo que son programas sin ninguna utilidad, mas que subvencionar a determinadas empresas para que obtengan trabajadores/as gratis y sin ningún tipo de continuidad y rebajar las cifras de desempleo ficticiamente pero dando la imagen de gestión de cara al exterior.

Por otra parte  en este mismo apartado está el programa LEHEN URRATSA ,para la primera experiencia laboral de los jóvenes, de por si no llamarle empleo es significativo y es de suponer que sucede porque a los mismos redactores del programa les daba vergüenza comparar una cosa con la  otra, con un rápido cálculo se ve que se subvencionará esas experiencias con 2500 euros por persona, a razón de 600 euros por persona y mes durante 4 meses como máximo, si en el apartado de perceptores de RGI con una subvención por persona de más de 7000 euros no ha funcionado el programa, con un tercio de esa cantidad, aun en esa filosofía errónea, pero que exhiben como panacea año tras año el fracaso está asegurado y la pérdida de 35 millones de euros también.

Saliendo de este programa específico y viendo las cifras presentadas como objetivo, por ejemplo las de 2013, 12711 empleos incentivados y 42185 empleos mantenidos y viendo las formulas y necesidad de concurrencia de situaciones en las que el gobierno vasco no tiene ninguna capacidad de gestión, diputaciones ,empresas, gasto privado, utilización de los ahorros privados en sus planes etc., estamos ante un esperpento y un programa nada innovador y sinceramente carente de cualquier razonamiento mínimamente sensato, el gobierno vasco explica que presupuesta de sus fondos  1206 millones de euros y que otras iniciativas deben aportar 2423 millones de euros, al margen de no haber preguntado antes a esas otras partes si están dispuestas a poner ese dinero y vendiendo la piel del oso antes de haberlo cazado, nadie en su sano juicio cree que en esta situación de presupuestos menguantes y en la que es difícil cuadrar los presupuestos particulares, alguien va a poner el doble de dinero que el propio gobierno vasco, un ejemplo es el programa de subvención a la rehabilitación de ventanas para combatir el desempleo en el sector de la construcción, 14000 subvenciones este año y mas de 60000 en total durante la duración del plan. Por una parte suponer que miles de personas van a hacer un gasto elevado en la rehabilitación de sus ventanas cuando tienen pendiente si el mes que viene tendrán trabajo o ingresos para sobrevivir es poco real, pero si además se suma que en ese programa se incluyen centros de enseñanza y de sanidad nos están tomando el pelo.

No puede ser que mientras los recortes realizados por Madrid y por el Gobierno Vasco cierran centros de salud, pagamos las medicinas, se disminuye la calidad del servicio y en la educación lo mismo, masificación ,recorte en becas, aumento de tasas y matriculas etc. vayamos a reformar las ventanas de los centros que sigan abiertos, es decir se da más importancia a la estética y al continente que al contenido y se despide personal en educación y sanidad para que tengan un empleo de peor calidad y condiciones en el sector de la construcción.

A eso sumarle los más de 100 millones de euros en supuesta formación para trabajadores/as y desempleados/as que no va a ninguna parte excepto a la realización personal de las personas, hecho importante pero no para lograr su objetivo de rebajar el paro y que se hacen con unos criterios nada razonables y en centros privados en su mayoría.

Cuando no hay ideas primero se atrasan las resoluciones, luego se envuelven en un bonito envoltorio que engaña solo a quien quiere ser engañado y posteriormente se echa la culpa del fracaso a un tercero, acusándole de no haber colaborado en su plan. Tiempo al tiempo.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.