Si has recibido la carta anunciando la suspensión: alegaciones y queja ante el Ararteko

Para aquellas personas que recientemente hayan recibido esta carta anunciando que se procederá a suspender su derecho a la Renta de Garantía de Ingresos u otra, simplemente recordar tres cosas que ya venimos comentando desde hace tiempo (conviene ver también las entradas anteriores):

1)    ES IMPRESCINDIBLE PRESENTAR ALEGACIONES POR ESCRITO. Nos hemos encontrado ya al menos con el caso de una persona que pasó por Lanbide, en donde le dijeron que “ya ha quedado todo aclarado y arreglado”, pero al volver la siguiente semana a confirmar y asegurarse, se encontró con que la amenaza de suspensión seguía siendo firme y en Lanbide le informaron de que “estaban teniendo problemas con el sistema informático”… No os fiéis demasiado de lo que os puedan decir en los Servicios de Base o Lanbide y meted alegaciones por escrito utilizando cualquier formato (aquí podéis encontrar unos consejos sobre como hacerlo, no hace falta que sean demasiado formales, valdría con un folio a mano hecho por vosotros/as mismos/as).

2)    Además de presentar alegaciones, es interesante poner una QUEJA ANTE EL ARARTEKO, sobre todo en aquellos casos en los que sea evidente que la amenaza de suspensión se debe a errores de la Diputación (pensionistas, personas que están haciendo cursillos del INEM-Lanbide, etc). Esto no es demasiado complicado, pues la oficina del Ararteko ofrece varias fórmulas para recibir las quejas: por correo postal, por fax, por internet o correo electrónico, o directamente en las oficinas. Aquí podéis encontrar toda esa información. Eso sí, para poder poner esta queja ante el Ararteko es necesario que primero se hayan hecho alegaciones por escrito ante la Diputación (es decir, que se haya puesto reclamación por la vía administrativa), y de momento no se haya acudido a los tribunales (la vía judicial paraliza las quejas ante el Ararteko).

3)   Por último, insistimos en la necesidad de que la gente presente esas alegaciones, además de por los dos puntos anteriores, también porque todo indica que la Diputación tiene intención de suspender la RGI a la mayoría de las personas que han recibido esta carta SIN LEER LAS ALEGACIONES QUE PUDIERAN PRESENTAR, lo cual sería totalmente ilegal y podría hacer que la suspensión fuera posteriormente anulada. Y recordamos también que lo que está en juego no son sólo los ingresos de un mes de las personas y familias afectadas, sino que en caso de que vuelvan a sancionarles por este u otro motivos, la sanción podría ser ya ahí de TRES MESES, así que animamos a presentar todo tipo de recursos hasta donde sea posible para que ninguna de estas suspensiones llegue a ser firme.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Información y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.