Modelo de solicitud de justificante de la «entrega fallida» de carta certificada por parte de Correos

Si encontramos un día nuestro nombre publicado en el Boletín Oficial de Bizkaia, en un anuncio indicándonos que debemos pasar por Nicolás Alkorta a recoger una notificación que «no se ha podido practicar de forma expresa» (se entiende que mediante una carta certificada a nuestro domicilio), además de pasar a recoger esa notificación es importante pedir en ventanilla —a veces los/as funcionarios/as de Nicolás Alkorta no dan esa información, aunque en principio deberían y pueden hacerlo, simplemente consultando nuestro expediente en el ordenador— que nos digan exactamente qué día se intentó la entrega de esa carta certificada, y si existe o no un certificado de Correos que justifique esa “entrega fallida”. En caso de que no exista ese justificante o de que no quieran darnos la información, habría que solicitarlo por escrito [aquí tenéis un modelo], pues si no nos lo entregan en el momento ni nos lo envian por correo pasados unos días, o si nos responden diciendo que no existe tal justificante de Correos (simplemente porque en realidad no nos habían enviado ninguna carta, algo que como decimos está empezando a ocurrir con demasiada frecuencia), la notificación mediante el anuncio en el B.O.B. no sería legal, por lo que además de añadir ese hecho como uno más de los argumentos en los posibles recursos que se pudieran presentar —dependiendo de cual sea el contenido de esa carta o notificación—, lo mejor sería poner una queja ante el Ararteko. Esto no es muy complicado (en su página web explican las distintas maneras de hacerlo) y suele ser muy útil y efectivo de cara a evitar posibles suspensiones basadas en una supuesta notificación que realmente no hemos recibido, no por nuestra propia culpa o descuido, sino porque la Diputación no ha hecho esa notificación del modo en que se establece en la ley.

Incluso en el caso de que efectivamente nos hubieran enviado una carta certificada y por cualquier motivo Correos se la haya devuelto a la Diputación (porque nos la enviaron al anterior domicilio, porque estuvimos ausentes del domicilio durante los siete días en que la carta estuvo en Correos o porque no nos entregaron correctamente el aviso en el buzón, por ejemplo), el presentar este escrito tendría su utilidad, pues la notificación mediante el anuncio en el B.O.B. seguría sin ser correcta desde un punto de vista legal, pues la Ley 30/1992, de RJAP-PAC en su artículo 59 obliga a la Diputación a tratar de averiguar nuestro nuevo domicilio (por ejemplo, preguntando a los Servicios Sociales de Base del Ayuntamiento o a nuestra trabajadora social) o de hacer un segundo intento de enviarnos esa carta, antes de acudir directamente al B.O.B. Y la Diputación de Bizkaia siempre hace un único intento de entregar la carta certificada, por lo que al igual que ocurría en el caso anterior, conviene tener esto en cuenta de cara a los posibles recursos, y por supuesto también es del todo aconsejable acudir al Ararteko para poner la correspondiente queja.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Modelos, Recursos, Guías,... y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.